Hipoteca para comprar un barco

Última actualización el febrero 28, 2021

hipoteca para barcos

¿Estas buscando hipoteca para comprar un barco porque no tienes el importe total necesario para efectuar la compra?

A continuación te mostramos las distintas hipotecas para barcos que te pueden ayudar hacer realidad tu sueño, todas ellas disponibles en el mercado.

Un barco además se puede pagar de igual modo que una vivienda por medio de una hipoteca a pesar de que no es la única vía (también se puede con préstamo personal, leasing, renting náutico y otros)

Pero antes de decidirte por una u otra opción, primero tienes que conocer las ventajas de cada una de ellas para que puedas elegir.

En estos últimos años los intereses en los préstamos bancarios se han ido reduciendo.

Las entidades financieras son más exigentes en la firma de crédito pero a cambio ponen mejores condiciones en general.

Por esta razón, puede ser la solución ideal si deseas pagar tu barco de forma cómoda en cuotas mensuales adaptadas a tu economía

Por internet también puedes encontrar múltiples empresas de servicios financieros que ofrecen soluciones para náutica (recreo sobre todo).

Las condiciones y características del producto que ofrecen varían según el tipo de financiamiento y empresa que lo oferta.

De igual forma que otro crédito al consumo, lo primero es ver que cumples los requisitos para acceder a la liquidez.

En creditos-hipotecarios.es te mostramos algunas de las mejores opciones: Sysfinance y Nautica Legal : En ambos sitios te pueden ayudar a financiar tu compra.

Hipoteca para barcos

La mejor forma de comprar un barco es a través de un préstamo hipotecario sobre el bien que adquieres.

La hipoteca náutica como así mismo se la llama te permite adquirir tu embarcación fraccionando la devolución en cuotas mensuales incluyendo interés más el capital.

En el préstamo con hipoteca el barco es la garantía del crédito con la entidad bancaria.

Según el precio del barco que deseas adquirir tienes además otras opciones. Por ejemplo, si su precio está por debajo de los 40 000 euros también tienes opción de pedir un crédito personal en lugar de hipoteca náutica.

credito-rapido

Como los barcos se deprecian de manera rápida no durando igual que una casa estos préstamos tienen un nivel de riesgo alto.

Es por ello carecen de las hipotecas sobre vivienda siendo su coste financiero más alto a través de intereses más caros.

Cómo funciona la hipoteca para comprar un barco

El préstamo hipotecario lo que hace es hipotecar el barco que deseas comprar para financiar tu compra.

Es igual que una hipoteca de vivienda salvo que en las hipotecas náuticas se concede hasta el 75% del valor de tasación en lugar del 80% habitual en los inmuebles.

En cuanto al plazo de reembolso es también inferior, un máximo de 15 años siendo el tipo de interés de referencia el Euribor con un diferencial así mismo más elevado que cuando se usa una vivienda.

La ventaja de la hipoteca náutica es que en comparación con las otras opciones financieras su coste es más económico, aunque habrá que sumar los costes asociados a la firma (notaria, tasación, comisión de apertura y estudio, registro, gestoría, etc)

Al contrario, el crédito personal para barco te permite financiar la compra sin tener que recurrir a notaría.

Pero, al ser sin aval el riesgo será superior impidiendo el banco una tasa de interés superior.

Que es el leasing náutico

hipotecas para barcos

Existen distribuidores y concesionarios de barcos que dan la opción a sus clientes de contratar un leasing para financiar la compra de su barco.

Una práctica que se importo del extranjero y que poco a poco ha ido ganando peso en nuestro país.

Este leasing náutico consiste en un contrato de alquiler con opción de compra a largo plazo usado en las embarcaciones de recreo, no de pesca. El valor mínimo del barco ha de ser de 50 000€.

Además se debe usar en España y ha de estar matriculado en la lista 7 (recreo, particular) o 6 (charter, profesional).

Su funcionamiento es similar al renting de coches pues la financiera adquiere el barco según las especificaciones de compra y después cede su uso en pagos que se hacen cada mes y tras finalizar el plazo el usuario puede ejercer la opción de compra y adquirir la embarcacion propiedad al pagar el valor residual indicado en contrato.

La ventaja del leasing se da sobre todo en empresas pues permite aplazar el pago del IVA así como parte del valor del barco a través del pago de una entrada que corresponde al 30% del precio de compra.

Los plazos de reembolso suelen oscilar entre los 24 a 120 meses aunque depende del importe solicitado.

En cuanto al coste de la hipoteca para comprar un barco se aplica un interés variable de Euribor + diferencial junto las comisiones de apertura y estudio que suelen rondar el 2% de media.