Hipoteca sin entrada ¿Que es, se puede firmar y donde?

hipotecas

Por hipoteca sin entrada se entiende toda aquella compra que te permite financiar la adquisición de la casa junta los gastos.

No obstante y tras la crisis económica, estas hipotecas 100 como también se las conoce no suelen permitir cubrir los gastos.

De hecho, estas hipotecas al 100% prácticamente son muy complejas a excepción de cuando quieres comprar un piso de bancos, entonces si es posible.

A continuación, vamos a explicar todo lo que hay que saber acerca de las hipotecas sin entrada, que son, como funcionan, sus condiciones y mucho más.

Que es una hipoteca sin entrada

prestamos hipotecarios

Los bancos antes de la crisis financiera del 2008 ofrecían hipoteca sin entrada, es decir, financiaban por el 100% del valor de la vivienda junto los gastos de formalización tanto del préstamo como de la propiedad.

Esto era posible ya que por entonces el precio de la vivienda seguía subiendo, de ahí que tras ofrecer la financiación el dinero prestado suponía menos del 100% del precio del inmueble, por tanto en caso de tener que ejecutar la garantía la entidad recuperaba rápidamente el dinero.

Es por ello se afirma con razón que los bancos fueron los principales responsables de la burbuja inmobiliaria.

En las hipotecas sin entrada al no requerir al cliente afrontar los gastos de escrituración, esta fue buena opción para aquellos que no disponían de ahorros.

Aun así, era una operación con riesgo ya que daban acceso a vivienda a un tipo perfil de cliente que no cumplía los requisitos de solvencia como para afrontar el pago.

hipoteca-sin-entrada

Con la crisis y la caída del precio de la vivienda y lo que de ahí derivo, provoca la completa desaparición de esta oferta hipotecaria.

Por este motivo hoy día hipoteca sin entrada equivale a las hipotecas 100, un crédito hipotecario que cubre el valor de la compra pero no los gastos.

El riesgo no solo es para el banco, el hipotecado lo asume de igual  modo por lo que si puedes contrata una hipoteca de hasta el 80% como máximo, será más conveniente.

Seguidamente, mostramos una completa lista con las hipotecas 100 más atractivas:

Hipotecas sin entrada – Ventajas y Desventajas

La ventaja de contratar una hipoteca sin entrada es que no tienes que abonar los gastos de escrituración (notaria, registro, impuestos, etc.) de golpe.

Aun así, esto supone que accedes al financiamiento sin contar con ahorros, un requisito indispensable que se pide en la contratación de un préstamo hipotecario estándar (80% máximo)

De esta forma en caso de atravesar problemas financieros, es probable el pago de las cuotas hipotecarias este en riesgo.

Pero, si tienes solvencia, trabajo estable e ingresos regulares, necesitas ahorros con los que afrontar los gastos, el riesgo de firmar una hipoteca sin entrada se reduce.

La razón es sencilla, cuanta mayor solvencia más ahorros se presupone tienes.

Donde conseguir hipotecas sin entrada?

dinero

¿En la actualidad los bancos conceden hipotecas sin entrada?

Antes de que explotara la burbuja inmobiliaria era muy fácil ya que no se pedían apenas ahorros ni solvencia para acceder a estos productos financieros.

No obstante, actualmente esto es imprescindible, sobre todo contar con ahorros propios ya que las hipotecas no financian más del 80% de la compraventa y no incluyen los gastos de constitución.

Es por ello el cliente debe aportar aproximadamente el 30% de lo que cuesta su vivienda.

Sin embargo, en 2019 todavía es posible contratar una hipoteca sin entrada de las siguientes formas:

Hipotecas para pisos de bancos: Tal como hemos dicho anteriormente, los préstamos hipotecarios para la compra de vivienda de bancos o Sareb tienen bonificación.

Tanto que es posible encontrar financiación al 100%, pero rara vez incluyen los gastos.

Persona joven con buen sueldo pero sin ahorros: Si eres joven y tienes un buen puesto de trabajo pero careces de ahorros por llevar poco tiempo trabajando es posible puedas acceder a este financiamiento.

Con la crisis el perfil financiero y solvencia del solicitante ha cambiado, los bancos lo saben y han tenido que adaptarse.

Jóvenes con trabajos estables, antigüedad y buenos ingresos pero sin tiempo para ahorrar para asumir los gastos de una hipoteca, son buen cliente bancario pudiendo conseguir una financiación más alta.

Tasación superior al precio de compraventa: Si la tasación es superior al precio por el que adquieres el inmueble puedes conseguir una hipoteca 80% sin problemas como si fuera una hipoteca sin entrada.

Por ejemplo, inmueble tasado en 100 000€ que adquieres por 65 000€.

Gran nivel de solvencia: Los bancos a los perfiles de clientes más solventes con altos ingresos, ahorros y trabajos estables les siguen ofreciendo hipotecas 100, por ejemplo, los funcionarios.

Consejos al contratar Hipoteca sin entrada

Si estas decidido a solicitar una hipoteca sin entrada hay una serie de recomendaciones que queremos darte.

Ahorra: A pesar de que la cuota la puedas afrontar sin problemas los imprevistos pueden surgir en el futuro.

Por tanto, debes tener cierto nivel de ahorros que te permita afrontar las cuotas en caso de incidencias.

Revisa el stock inmobiliario de bancos: Antes de buscar en el mercado, si quieres financiar el total de compraventa primero busca en pisos de bancos.

Prácticamente todas las entidades tienen stock del cual se quieren desprender.

Cierto es que gran parte ya lo han vendido a fondos y particulares, pero aun hoy puedes encontrar.

Condiciones: No te fijes solo en si te financian todo lo que necesitas, compara TAE, comisiones, honorarios, plazos, etc.

Creditos-hipotecarioes.es tu guía para la solicitud de créditos y préstamos hipotecarios, compara, encuentra y decide.

¿Es buen momento para comprar?: Siempre de forma previa a la contratación de un préstamo hipotecario debes pensar si es buen momento para comprar.

Esta página de hipoteca sin entrada pretende explicar que es, como y donde contratar, pros y riesgos para que los clientes puedan saber si les merece la pena.

Ante cualquier duda, déjanos tu comentario en la sección de abajo.